Tequila

Jalisco

En Tequila se siente la calidez, el trato amable, franco y directo de sus habitantes. Es un pueblo pequeño que puede ser recorrido a pie para luego visitar fábricas como la de Sauza o la Cofradía.
Ahí se conoce el proceso de elaboración de la bebida, y tras un paseo por los campos de agave hay una recompensa final: la degustación.
Otra parada indispensable es a la tercera fábrica más popular, la de Cuervo, con su Hacienda La Rojeña y su famoso restaurante La Fonda de Cholula.
Además de participar en alguna de las actividades o espectáculos que la Fundación José Cuervo mantiene dentro de su proyecto social y cultural, el visitante también puede pasear por su cuenta rumbo a San Martín de las Cañas, un camino rodeado de agaves, al que se llega por la carretera libre que va a Nogales.
Los indígenas de la región descubrieron la bebida de manera accidental, relacionaron a la planta del agave con la diosa Mayahuel y le dieron atributos místicos.
Con la llegada de los españoles, le añadieron a la bebida el último proceso: la destilación en alambiques traídos de Arabia.

Escaneame