San miguel el alto

Jalisco



El nombre prehispánico de San Miguel fue Atoyanalco, que en nahuatl significa: “al otro lado del rio” pertenecía al señorío Tecuexe, fue fundado en 1187. Los aborígenes levantaron sus casas de cantera, tepetatl, de adobe zoquite o barro, y con techumbre de tierra o de zacate.
Fue conquistado por el capitán Pedro Alméndez Chirinos enviado por Nuño Beltrán de Guzmán quien conquistó el occidente del país esperando encontrar el reino de las amazonas.

El evangelizador de la región fue Fray Miguel de Bolonia de quien probablemente se deriva el nombre de San Miguel.
En 1542 los españoles demarcaron el sitio que debía ser el villorrio de San Miguel del ojo de agua. Este pueblo no creció durante casi un siglo ya que todo el comercio y los actos religiosos se realizaban en Xalostotitlán. En 1679 contaba con 98 habitantes sin contar los menores.

Toma el nombre de San Miguel de los Alcalanes por el establecimiento de una familia española Alcalá en 1751. Después de la independencia los habitantes hicieron la petición para establecer un ayuntamiento. El primer ayuntamiento toma posesión el 17 de abril de 1822. En 1832 se autorizó la erección de la parroquia. En 1880, al pueblo de San Miguel se le concede el titulo de Villa. En 1886 el municipio tenía 12,810 habitantes.

Con motivo de la creciente persecución religiosa, en todo el país y que se hizo sentir más en esta región, en 1925 comenzaron a levantarse en armas, dispuestos a defender las libertades religiosas, hombres y mujeres de esta población entre los que destacan Juan N. Jiménez y Victoriano Ramírez “El catorce”. Esta región sembró durante la guerra cristera, mártires, santos(recientemente canonizados) y hombres valientes que murieron por la FÉ.

 

 

 

El 25 de agosto de 1970 se publicó el decreto que eleva a la Villa de San Miguel a la categoría de Ciudad. En 1989 se considera a San Miguel el Alto como Patrimonio Histórico de la Nación.

 

 

 

Escaneame